Exámen final de Lenguajes II


Semiosis infinita
August 10, 2009, 3:03 am
Filed under: Videos


División del signo
August 9, 2009, 11:47 pm
Filed under: Bibliografía

CATEGORÍAS

La noción de categorías  –categorías cenopitagóricas– para Peirce un tanto inevitable: por más que le parezca a él mismo desagradable, no puede desconectarse de ella. La correlación triadica consta de tres categorías que denomina Primeridad, Segundidad y Terceridad. “Son ideas generales que pueden considerarse como algo semejante a inclinaciones o tendencia hacia las cuales se rifigen los pensamientos.”

Mónica Gallego, apunta “Las categorías fluyen por todos los rincones de la mente de Peirce, impregnando sus reflexiones sobre los signos. Estas categorías yacen detrás de todo pensamiento humano, y de hecho detrás de todos los procesos del universo, inorgánicos y orgánicos.”

Primeridad es el modo de ser de aquello que es tal como es, positivamente y sin referencia a ninguna otra cosa-

Es cualidad, posibilidad, un quizás pueda ser, no es por sí una cualidad concreta (por ejemplo, la sensación del color y la forma de una manzana que quizás estuvieramos percibiendo ahora) No es más que una mera posibilidad, sin partes definibles, sin antecedentes ni consecuencias. Es lo que es, sin que alguien sea plenamente conscientes de la cualidad que es. Es pura libertad, espontaneidad, originalidad, la posibilidad de que acontezca algo nuevo. Es por ejemplo cuando veo sobre una mesa un libro azul. pero no lo percibo con la consciencia de lo que veo, es una mancha de cierto color, antes de que pueda calificarlo como una forma rectangular de color azul y sin que la haya denominado libro.  Es una cualidad, una conexión con todo lo demás que hay a su alrededor. Es solo una posibilidad en algún momento pueda formar parte de una clasificación determinada de manera que entre en interrelación semiótica con otros signos posibles.

Pérez Carreño aclara cintano a Dewey que “cualidad o primeridad per se no es ni individual ni general. Pero como primeridad de secundidad provee de generalidad a la útlima”. Lo primero que tiene que ver no con la singularidad, sino con la posibilidad tiene importancia debido a que como categoría primera, nos habilita a hacer accesible el mundo. Aunque solo en un tercero, en la categoría el pensamiento tiene sentido la cualidad.  Agrega “entendemos lo primero como aquello que necesita de un segundo y un tercero para ser interpretado, y por otro, como el momento de apertura del conocimiento a lo todavía no conocido, que ha de concebirse como posibilidad. Sólo cobra sentido en una relación triádica.

Segundidad es el modo de ser de aquello que es tal como es, con respecto a una segunda cosa, pero con exclusión de toda tercera cosa. Esta idea es la experiencia del esfuerzo, prescindiendo de la idea de una intencionalidad. Trata de algo actualizad. Es algo ques existe aquí y en este momento. Es una singularidad, una particularidad. Es lo que tuvimos delante como primeridad, sin que todavía hubiésemos sido concientes de ello, pero ahora sí sabemos de que se trata, se nos presenta como un objeto bruto, como una otradad. La Segundidad es la otredad en el sentido más primitivo de la palabra. Goza de autonomía respecto a nosotros, es un pleno producto del mundo físico o del mundo mental. Si la primeridad es afirmación, la segundidad es negación en el sentido de que implica la existencia de algún otro.

Terceridad es el modo de ser de aquello que tal como es, al relacionar una segunda cosa y una tercera entre sí. Se da a través de tres término:

  1. Mediación
  2. Transformación
  3. Evolución o crecimiento vital

En el acto de mediación, dos entidades se interrelacoinan por medio de una tercera entidad mediadora. Un signo de interrelacionalidad, media entre un objeto al que está entretejido y un interpretante, e incorpora a quien está interpretando el signo. La Terceridad tambien lleva a cabo una transformación en tanto que su función es interpretar o traducir una entidad semiótica en otra. La Terceridad, por ende. marca el desarrollo vital de los signos. Es un proceso creador por medio del cual el caos se hace orden y la confusión se hace claridad. Es el proceso de semiosis, la producción de interpretantes que engendran otros signos, que a su vez engendran otros interpretantes, ad infinitum.

Time

En cuanto al aspecto temporal de la semiosis el presente -huidizo, efímero, esquivo- del que el intérprete de un signo (todavía) no tiene consciencia plena, es propio de la Primeridad, el psado que es un hecho permanente y estático -aunque accesible a muchas interpretaciones- es propio de la Segundidad,  y la futuridad, foco de esperanzas, deseos, anticipación y hábito es de la Terceridad.

TRICOTOMÍAS

En “Seis semiólogos en busca de un lector”, se apunta a que en la tríada del signo es posible ver el reflejo de la relación triádica msmi: el representamen siendo el punto de arranque de la semiosis remite a la primeridad, el objeto a la secundidad y el interpretante a la terceridad.

Primer tricotomía: cualisigno, sinsigno, legisigno.

En este caso implica la división del signo en relación con sí mismo, es decir con el representamen.

Cualisigno: en su aspecto de cualidad. Por ejemplo “el color del caballo, el tono de la voz de un discurso, el estilo de un grafismo. Es lo general del signo, pero que le permite subsistir en cuanto tal, sin ser todavía la totalidad del signo.

Sinsigno: es la presencia concreta del signo. Por ejemplo, la presencia del color del caballo es este signo concreto L

Legisigno: es la norma o modelo sobre el cual se construye un sinsigno. Por ejemplo. lo que establece el diccionario para la definición de la palabra caballo.

Umberto Eco explica con un ejemplo esta definición

“Un billete e banco es un sinsigno cuyo legisigno establece su equivalencia con una cantidad exacta de oro: pero a partir del momento en que la réplica se estudia como provista de caracterísicas cualisígnicas (la filigrana, la numeración) también en un cualisigno y por lo tanto irreproducible como ral. Se objetará que el oro es cualissigno a causa de su rarezay en cambio el billete se ha convencionalizado como dotado de valor, por arbitrio legisígnico: pero es que también el billete es cualisigno a causa de su rareza y también el oro se ha convencionado como parámetro de valor de una manera arbitraria. (podría llegar a ser abandonado como patrón y sustituido por uranio)”


Segunda tricotomía: Íconos, índices y símbolos


Es  preciso considerar que “la cuestión de los tipos de signo se resuelve en una gradación de mayor a menor grado de generalidad”. Peirce aclara que los signos están relacionados de manera diferente con respecto a sus objetos dinámicos, en función de los cuales se determinará si se trata de un ícono, un índice o un simbolo.

Los íconos son sobre todo de la categoría Primera. “Un ícono es un signo determinado por su objeto dinámico en función de su propia naturaleza interna. Tienen que ver con aquellos signos que genera en el individuo una imagen semejante a las cosas representadas. Lo que produce semejanza, no es el objeto, sino la construcción sígnica convencional.

  • Un ícono es un signo que se exhibe en lugar de su objeto en virtud de alguna semejanza entre signo y objeto.
  • Manifiestan la posibilidad de revelar la estructura, función y/o interrelaciones inherentes en sus respectivos objetos.
  • No hay íconos puros en la mente consciente, sin cualidades que no estén incorporadas en alguna interrelación dentro de algún contexto.
  • Para que un ícono sea signo, la semejanza debe existir como una idea o una imagen en la mente de algún intérprete.
  • Representa su objeto en virtud de las características que posee, exista o no alguna interrelación con su objeto semiótico.
  • Ejemplos: figuras, diagramas, mapas.

Pérez Carreño aporta que se trata de una signo cuyo objetoes una posibilidad cuyo segundo no es un primero. Supone que el Medium desfina un objeto semejante a él.

Los índices gozan de interrelación con algún objeto semiótico en virtud de una conexión naural que exista entrelos dos. Son signos de secundidad, se definen como

  • Signo en interrelación existencial (física, natural, o intencional si el signo es imaginario) con su objeto.
  • Esta interrelación le dota al signo de la capacidad para llamar la atencion sobre la existencia del objeto de alguna forma u otra.
  • Una vez que el objeto de la significación cumpla con su función de llamar la atención, se lepueda dar un valor (nombre), lo que es un paso esencial para que se reemplace al índice con un símbolo.
  • Ejemplo. un termómetro es un índice en el sentido de que indica el nivel de calor en el ambiente. Señala a otra cosa distinta de sí mismo, y por lo tanto no es una entidad auto contenida y auto suficiente, como el ícono.   Un signo -indexical- existe en espera de un intérprete y un interpretante, que pueden emerger en el momento en que se establezca alguna interrelación causal o natural, gracias a alguna mente (intérprete). Entonces el signo sale a la luz como si hubiera obligado al interprete a fijarse en cierta conexión y no en otras.

Los símbolos son los signos simplemente arbitrarios, como las palabras, porque tienen significado por una ley de convención establecida.

Esá interrelacionado con su respectivo objeto semióticopor medio de una convención social que requiere una interpretacion en cuanto a au papel como signo general (signo que tiene implicaciones para toda una calse de signos del mismo tipo)

Es un signo que se refiere al objeto que denota en virtud de una ley, usualmente una asociación de ideas generales que operan de modo tal que son la cauda de que el simbolo se interprete como referido a dicho objeto.

  • Es en sí mismo un tipo general o una ley, esto es un legisigno.
  • En carácter de tal, actúa a través de un réplica.
  • A través de la asociación o de otra ley, el símbolo estará indirectamente afectado por aquellas instancias y por consiguiente, involucrará una suerte de índice, aunque muy peculiar.

Tercera tricotomía: rema, decisigno o signo dicente y  argumento.

Un decisigno involucra como parte de él a un rema, para describir el hecho que se interpreta que él indica. Pero es una peculiar clase de rema y aún cuando se esencial para el decisigno, de ninguna manera lo constituye.

Un argumento es un signo que para sun intereptantes, es un signo de ley. O también podemos decir que un rema es un signo que se entiende como representación de su objeto solamente en sus caracteres; que un decisigno es un signo que se entiende representa a su objeto con respecto a la existencia real y que un argumento es un signo que se entiende representa a su obketo en su caracter de signo.



Classroom Notes
August 9, 2009, 8:44 pm
Filed under: Bibliografía

42-21543691

El cambio espistemológico que supuso la aparición de los conceptos estructuralistas en el marco de las investigaciones linguísticas, implicó que el lenguaje no sea considerado como un etiquetador de conceptos sino como un sistema de signos. La postura peirciana, no nos habla más de sistemas, sino de procesos.El pensamiento y los conocimientos no surgen de la nada, no son imprevistos semióticos, sino que mucho de lo conocido son casi conocido por cuestiones culturales, pero que por sobre todo, los conocimientos se consolidan por medio de procesos aosciativos. TODO ES SIGNO para Peirce. El sentido se construye no como un punto de llegada sino como un lugar desde donde parte y se engendra y crece el mismo conocimiento.

Peirce va a preguntarse sobre las relaciones entre el lenguaje y el mundo exterior e intentará proponer una interpretación de las formas de representar y establecerá una formapara referirse al mundo exteriro. Para Saussare el signo linguístico es resultado de un contrato social, pero es arbitrario con respecto a las leyes de lo social. La línea saussareana es seguida por Hjemslev, Greimas y Lotman, que se colancon la las escuelas de la linguística estructural europea, pero dicha teoría saussareana carece de una teoría de la discursividad social. No hay una teoría del discurso. Hay una teoría del lenguaje y el lenguaje como centro de análisis nos va a servir sólo para ciertas operatorias que nos permitirán dar cuenta de una descripción sólo linguística.

En Pierce la semiosis es un PROCESO, una relación que no se resuelve entre pares sino por la mediación de un tercero. Se coloca en relación un primero con un segundo de modo de producir un tercero llamado interpetante. Por lo tanto el sentido es un proceso, no un dato. Circula, aparece siempre en una relación triádica, no existe el sentido especular (ida y vuelta), siempre tiene que existir un tercero, un espectador, un nuevo código, otro soporte, un traductor para que el sentido pueda establecer en lo práctico. La existencia de este tercero es la garantía de producción de sentido, es la existencia del tercerlo lo que garantiza la lectura, es decir, el sentido.

De este modo, encontramos un espacio abierto por el cual un objeto cualquiera se remite, produce un signo, que a su vez genera un tercer momento, que es un lector de ese signo llamado interpretante, por lo tanto el conocimiento es un conjunto de mecanismos interpretativos mediatizados.

Saussare —— texto inmanente ——objetividad ——sistema

Peirce—— cada lector conoce a su tiempo——subjetividad——proceso

La introducción de la idea de subjetividad es que el conocimiento implica que no puede haber signo sino es “leído por”

Pensar en las muñecas rusas, en la que a modo de encastres surgen sucesivamente una y otra, otra y una, puede servirnos de ejemplo para pensar prácticamente la semiosis ilimitada, infinita y social de la que nos habla Peirce.

Por SEMIOSIS se entiende un acción, una influencia, una cooperación de tres sujetos: un signo, un objeto y su interpretante. Esta confluencia trirelativa no puede ser resuelta en una acción de a pares. Un signo es una cosa que se encuentra en relación con una segunda cosa, un objeto, desde el punto de vista de una cualidad de modo tal que se debe disponer de una tercera cosa, su interpretante, en relación con el mismo objeto y así hasta el infinito. Es una teoría no psicologista. La semiótica de Peirce es cognitiva y opone al conocimiento como perfecta especularidad, es una teoría del conocer como necesariamente interpretativa, hipotética y problemática. Se puede conocer por medio de la deducción, inducción y abducción.

La SEMIÓTICA es otro nombre que se le dará a la lógica definiéndola como una ciencia de la observación y generalización de las caracterísitcas de los signos, lo que la transforma en una ciencia positiva, que apunta a definir lo que debe ser el mundo real.

Lógica o semiótica:

  1. Gramática formal
  2. Lógica
  3. Retórica pura.

Gramática formal
Tiene por objeto las condiciones de verdad de los signos. Se pregunta la cómo debe ser un signo para encarNar un significado y la respuesta es cualisigno, sinsigno y legisigno.

Lógica
Tiene que ver con las condiciones de verdad de las representaciones, se pregunta en qué sentido es verdadero, si es que un signo está en lugar de su objeto. La respuesta es ícono, índice y símbolo.

Retórica pura
Tiene que ver con las leyes mediante las cuales un signo da nacimiento a otro signo y de un pensamiento a otro pensamiento. La pregunta sería de qué naturaleza son las relaciones triádicas, entre signo, objeto e interpretante. La respuesta es rema, dicente y argumento.

Categoría de los fenómenos

  1. Primeridad: Cualidad del objeto. Comparación
  2. Segundidad: Acción y reacción. Búsqueda de posibilidades
  3. Terceridad: Definición. Pensamiento y ley. Experiencia.
Nivel fenomenológico Nivel semiótico
Primeridad Cualisigno Ícono Rema
Segundidad Desisigno Índice Dicente
Terceridad Legisigno Símbolo Argumento

Si pensamos en el signo como un discurso, desde el punto de vista de la semiosis social que propone Eliseo Verón, lo relacionamos con sus condiciones de producción (objeto) y con sus condiciones de reconocimiento, es decir su interpretante

En la red infinita de la seimosis toda gramática de producción puede examinarse como resultado de iguales condiciones de reconocimiento. Y en una gramática de reconocimiento sólo se puede verificar bajo ciertas formas de un mismo efecto de procesos de producción, tal cual si fuera la red de la producción textual de la historia. Una gramática o condiciones de producción define un campo de efectos de sentido posibles pero no decide cuál es la gramática o condición de reconocimiento aplicables.

Para describir un discurso hay que evaluar un sistema de operaciones que se prodcen en un paquete textual y que da como resultado una producción discursiva. Por lo tanto, el proceso de producción de un discurso tiene siempre la forma de una descripción de opeaciones discursivas por las cuales la materia significante ha sido investida de sentido.

TEXTO: un paquete textual cualquierea es en lo social un lugar de manifestación de una multiplicidad de huellas que dependen de nivles de determinación diferentes. Es también un proceso de producción donde un conjunto de huellas que las condiciones de producción han dejado en lo textual, bajo la forma de operaciones discursivas y se manifestó en tres instancias:

  1. Producción
  2. Circulación
  3. Reconocimiento o consumo

Marca o  huella: las operaciones que descubren las reglas se postula o reconstruyen a partir de las marcas presentes en la materia significante. Para el analista del discurso o proceso social, esta teoría vuelve más problemática la posibilidad de análisis que debe reconstruir como un interpretante posible un tejido determinado de marcas.

En la ruta estructuralista, el analista es el que decidía el marco y recorte del análisis. La teoría peirciana se vuelve mucho más operativa por lo que Verón llama una teoría de los discursos sociales.  Porque la puesta en relación no solo del signo con su objeto y su interpretante, el funcionamiento social se relaciona con la representación de lo real.



SIGNO
August 9, 2009, 7:44 pm
Filed under: Bibliografía

ockerse_aperture_map

Para el estudio de los análisis peircianos es preciso reconocer su carácter pragmático (“la pragmática no estudia el lenguaje en sí mismo sino  relación entre el lenguaje y el empleo que de él hacemos”) y su finalidad en el análisis no sólo  de los signos, sino de sus efectos en la aprehensión de la realidad. Por medio de ellos, conocemos y se conocer la realidad.  Cuando se interpreta los signos, se devela su significado en el desarrollo de un proceso llamado semiosis. La semiosis resulta la interpretación de los signos, de -“la interpretación es el fruto  de la mediación creativa”- que sólo se da en una relación tríadica: signo, objeto, interpretante, es también una acción y procesos de significación. La semióloga Olga Corna aclara “El primer principio de la semiótica peirciana está estrechamente ligado a su posición ontológica realista: consiste en el primado de la realidad exterior respecto del sujeto humano en el proceso del conocimiento y de la semiosis. Es el objeto el primer motor del proceso semiótico”.

Es decir, por medio de los signos, por medio de la semiosfera, interpretamos lo que nos rodea, que no es más que una sucesión de signos, infinita e ilimitada. Lo cual hace consecuente el carácter social y cultural de los mismos. Eco postuló que “El llamado realismo de Peirce debe ser visto bajo su progamatismo: la realidad no es un simple lado sino más bien un resultado. (…) Entender un signo desde regla que se explica a través de la serie de los propios interpretantes significa haber adquirido el hábito de actuar según las prescripciones dadsa por el propio signo (…) En este punto la semiosis ilimitada se detiene, el intercambio de signos ha producido una modificación en la experiencia, el eslabón perdido de la cadena entre semiosis y realidad física ha sido finalmente identificado. (…) A través de su propio pragmatismo, Peirce ha saldado cuentas con el realismo: es el lugar donde la “haec ceitas” pone fin al juego de la semiosis.”
semiosis_esquema
Vayamos a las definiciones…

Pierce explica, “Un Signo o Representamen es algo que -para alguien- representa o se refiere a algo en algún aspecto o carácter. Se dirige a alguien, esto es, crea en la mente de esa persona un signo equivalente. Este signo creado es lo que lo que yo llamo interpretante del primer signo. El signo está en lugar de algo, su objeto. Está en lugar de ese objeto no en todos sus aspectos sino sólo con referencia a una suerte de idea, que a veces he llamado el fundamento (ground) del representante.”

Es decir, la interpretación sígnica y por ende semiótica, prescinde de tres elementos. Es el signo quien está en lugar de un otro, quien lo representa. Lo hace bajo ciertos aspectos, bajo alguna capacidad, “mediando para construir la idea fundamental.” En primer instancia, entonces, el contenido del signo con respecto a ese objeto, en función de tales capacidades. se denomina “ground”. Pero el proceso de semiosis prosigue, por cuanto, ese signo organiza el reflejo cognitivo del objeto y lo vehiculiza para suscitar la reflexión del interpetante. “El contenido del signo en ralación con el interpretante es el “meaning.”

Entonces, el objeto dinámico, el objeto en sí mismo, independiente de toda representación, es  focalizado a través del “ground” y “meaning”, es representado bajo ciertos aspectos y constituye el objeto inmediato, que es el objeto tal como es representado. Corna agrega, que el significado es “la traducción de un signo en otros sistemas de signos”, “El significado de un signo es el signo en el cual debe ser traducido” La interpretación por medio de los interpretantes, es el modo en el que el ground se manifiesta como significado, como “meaning.” Y además, que en dicho plano de la semiosis cada ciclo del proceso está constituido por tres momentos de interpretación:

  1. Interpretante inmediato: Adquisición de un significado dado, regularmente, socialmente, determinado.
  2. Interpretante dinámico: El primer reconocimiento desencadenará una sei de efectos a medida qe el interprte lo confronta con la objetividad, con las propias exigencias: nacerán nuevas hipótesis y acciones.
  3. Interpretante lógico final: Es la tercer fase en la que se resuelve el resto de los interpretantes y es una fase comprensiva, debido a que un signo produciendo series de respuestas inmediatas (interpretante inmediato) establece un hábito, una regularidad de comprantamiento en el propio interprete. Este hábito como resultado es el interpretante final. Eco diría que la correspondencia entre signo y significado toma forma de ley.

En Cartas a Lady Welby, Pierce declara “Podemos tomar un signo en un sentido tan amplio que su interpretante no sea un pensamiento, sino una acción o una experiencia, o podemos incluso ampliar de tal modo el significado de un signo que su interpretante sea una mera cualidad del sentir.(…) Me parece que la función esencial de un signo consiste en volver eficientes las relaciones ineficientes: no ponerlas en acción, sino establecer un hábito o una relga general según los cuales actarán cuando llegue la acción. (…) Un signo es algo mediante cuyo conocimiento conocemos algo más.”

Finalmente, antes de dar su división de los signos reitera que “todo signo es un objeto, que por una parte está en relación con su objeto y por otra con un interpretante, de tal modo que pone el interpretante en una relación con el objeto que corresponde a asu propia relación con dicho objeto.”



Por qué y para qué
August 9, 2009, 6:45 pm
Filed under: Uncategorized

El mundo digital nos atraviesa y más a quienes vivimos desde más pequeños en él pasamos horas y horas conectados, navegando, buscando amigos, entablando relaciones, viendo, escuchando aprehendiendo. Llegar a la universidad implica ser parte de otro mundo. La apertura a otros conocimiento y modos de incorporar más conocimientso.

Si gran parte de nuestra existencia es y se consolida en la red, las insituciones educativas, deberían funcionar no como apuñaladoras ni críticas destructivas de la tecnología, sino como meras usuarias, prosumidoras, abusadoras de ella.

Este blog pretende ser una muestra de ello. Lenguajes II como materia, tendrá su lugar en la www. Es este blog un recorrido online de los contenidos propuestos para la cursada e incluye la resolución a guías de estudio con toda la idriqueza que aporta internet: imágenes, videos y links. Muchos links que pensado desde la tríada peirciana, no es más que el signo de una página web que es interpretada con la posibilidad de acceder a más contenidos, a más contenidos, a más contenidos. Que como la mismísima semiosis, son infinitos.

images

Anaclara Dalla Valle. Alumna Lenguajes II – 2009