Exámen final de Lenguajes II


SEMIÓTICA DE LA CULTURA
August 10, 2009, 2:14 pm
Filed under: Bibliografía

“La inteligencia del hombre se modifica a medida que el conocimiento se acrecienta, la persona es resultado de la interacción con el medio semiótico. La inteligencia humana, la cognición. es un hecho cultural y ese debe haber sido la primera frontera irreversible, que serparó al hombre del resto de las especies, su apoteosis, su verguenza, su responsabilidad.”

El tejido conjuntivo de la cultura.

Little history

Desde los estoicos, hasta Platón y Aristóteles, el debate sobre la semiosis fue clave y resurgente. Hobees, Hume, Berkeley, Lambert fueron antecesores a quien se considerara el padre de la semiótica contemporánea, Charles Sanders Peirce, cuyos grandes ideales sabemos fueron el carácter social, cultural de los signos (signos: algo que para alguien representa o se refiere a algo bajo algún aspecto o carácter) y la semiosis ilimitada (el objeto de un signo es siempre el signo de otro objeto, y no existe una realidad última absolutamente objetual y no significante)

Saussare fue el otro gran exponente teórico que se centró el estudio de la lengua,como sistema de signos, creando una línea de estudios semiológicos de base eminentemente linguística.

En esta línea, siguen las investigaciones Barthes con “Elementos de la semiología” de 1964 e invirtiendo la propuesta de base, consistente en constituir la linguística como una parte e la ciencia para transformarla en otra en que la semiología sería absorbida por una translinguística en la medida en que todos los sistemas de signos son de alguna forma “hablados” y entraría a formar parte de la linguística ciencia más general. Jakobson aclara “El egocentrismo de los linguistas, que tratan de excluir de la esfera semiótica los signos organizados de manera diferente de los de la lengua, reduce en efecto la semiótica a un simple sinónimo de la linguística.”

Entonces, los teóricos que nos atañen ahora, los semióticos soviéticos se ocupan de cualquier sistema de signos, sin preocuparse de ser fieles a Peirce o a Saussare.

Al crearse en 1969 la Asociación Internacional de Semiótica se adoptó el  nombre de Semiótica -sin excluir semiología- para la disciplina que estudia los sistemas de significación. Se abre una época donde esta ciencia coexiste con otras  ciencias, buscando nuevos objetos y horizontes.

La semiótica soviética

Su orgien tiene su base en los estudios del aspecto sígnico del lenguaje. Sus estudiosos provenían del campo de la linguística, se basan en la linguística estructural, de la semiótica, de la teoría de la información cibernética. Continuan y modifican el formalismo ruso. La Escuela de Tartú, también fue influenciada por Bajtín para quien “el diálogo es la única esfera posible del lenguaje, los textos se sitúan en la historia y en la sociedad, que asu vez son analizadas como textos que el escritor lee y en los que se inserta reescribiéndolos.” Otro autor clave en Propp con su Morfología del cuento, uno del os pilares del estructuralismo. Quien ha pesado mucho en la ciencia, pero por sobre todo, en Lotman, fue  Jakobson (protagonista del círculo de Praga) quien amplió sus concepciones, por las siguientes investigaciones:

  1. Charles S. Peirce: con su tríada sígnica: símbolo, índice e ícono, a partir de lo que estableció las diferencias y tipologías de signos.
  2. The Mathematical Theory of Communication, de Shannon y Weaver, con la que se abre la posibilidad de medir en términos cuantitativos y estadísticos la información de un mensaje y analizar su significado.

Estos nuevos métodos influenciaron la Escuela de Tartú. En los años 60 cuando la ciencia literaria soviética se desarrolla más aún, Lotman incorpora la medición de la entropía del lenguaje: compuesta por la capacidad semática y la elasticidad de la lengua. De esta colaboración con los métodos informacionalistas surgió un acuerdo de considerar a la literatura como una variedad de los sistemas de signos.

“El fundamental papel que desempeñan los métodos semióticos en todas las disciplinas humanísticas similares, puede compararse sin duda con el papel de las matemáticas para con las ciencias naturales. Pero además, por una parte, la propia matemática se incluye en cuanto sistema de signos, en el campo de los objetos susceptibles de análisis semiótico; por otra, la semiótica al igual que las demás ciencias humanas, va adoptando las ideas y métodos matemáricos cada vez en mayor medida.”

La semiótica soviética se plantea a partir de los años 60:

  1. Convertir la vieja poética rusa en ciencia literaria
  2. Alcanzar rigor científico con la inclusión de métodos matemáticos
  3. Interdisciplinaridad
  4. Los objetos semióticos pueden ser desde la literatura, hasta cualquier variedad de sistemas: la lengua, el arte, la música, los sistemas de modalización secundarios, fenómenos culturales, cartomancia, medallas, insignias militares…

Lotman y la Escuela de Tartú

Al ser Lotman el máximo exponent de la semiótica soviética contemporánea, analizar su discurso es reflejo de los estudios de la época. Se alejan de la semiótica de la comunicación (Nuyssens, Martinet) y se acerca a la semiótica de la significación (Barthes para quien todo los fenómenos son significantes, desde la forma de vestir, la comida…).

La incorporación de la teoría de la información se refleja en la introducción de ciertos temas y conceptos: memoria, información, comunicación…grandes ejes que caracterizan el desarrollo de las sociedades humanas. También se refleja en el paso del análisis de la literatura al estudio de lo que el llama “tipología de la cultura.” Esta es la zona en que la semiótica se encuentra con la antropología cultural: mitos, creencias, ritos, comportamientos sociales, son vistos como elementos de un vasto sistema de significación que permite la comunicación social.

La culturología de Lotman permite explicar ls actitudes, comportamientos, costumbres en contextos diferentes y se conecta con la arqueología de Foucault.  Deja en claro que en determinada cultura el sentido puede adoptar tal o cual término, dependiendo del modelo del que forma parte. Por eso para él, el análisis semiótico debe preceder al histórico, porque los conceptos son diferentes y puede tener sentidos adversos al leerlos en momentos disímiles de la misma historia.

También el lenguaje es considerado comunicación y modelización, pero al mismo tiempo, no sólo todo sistema de comunicación puede realizar una función modalizadora sino que todo sistema modalizador puede desempeñar un sistema comunicativo. Lenguaje y comunicación, son tambiénlos ejes sobre los que trabaja la semiótica soviética.

Algo para aclarar es que Lotman pretende estudiar la oscura lengua de los discursos. Para él, la actividad cultural consiste en traducir un cierto sector de la realidad en una de las lenguas de la cultura.

El tejido conjuntivo de la cultura

Lotman abocará a revisar categorías como las del texto y fronteras, describir los mecanismos de estructurales de semiosis:

  1. organizar
  2. memorizar
  3. jerarquizar
  4. traducir
  5. interpretar
  6. examinar los procesos históricos, acumulativos, explosvo.

En el marco de sus reflexiones, es importante destacar que diseña dos enfoques para en análisis tipológico de la cultura: uno que proviene de la relación de las culturas con el signo, y otro que las describe según lajerarquía de los códigos.

CULTURA

  • Sistema de signos organizados de determinado modo, bajo ciertas reglas.
  • Información no hereditaria que recogen, conservan y transmiten las sociedades humanas y de los medios para su conservación y trnsmisión.
  • Memoria no hereditaria de la colectividad expresada en un sistema de prohibiciones y prescripciones
  • Fenómeno social lo que no excluye lo individual, pero ello resulta secundario en el plano histórico
  • Memoria o grabación de lo vivido anteriormente, supone una ligazón con el pasado.
  • Cuando la experiencia humana se vuelve cultura, establece reglas que definen para el hombre programas de comportamiento que permiten traducir la experiencia en textos y regitrarlos en alguna de las lenguas de los mecanismos memorizantes para convertirlos en acontecimientos de la cultura de una época dada.
  • Frente a la no cultura produce oposiciones
  • En su interior tiene un dispositivo estereotipizador
  • Se autoroganiza, se autodescribe.
  • Es dinámica definida todo el timpo por su relación con el adentro y el afuera
  • Tine la necesidad de generar conocimientos, interpretado como acopio de información y como producción semiótica de modelos del mundo y de la realidad.
  • No es un depósito sino un mecanismo organizado, complejo que traduce, compacta e interpreta la materialidad productiva que adopta la función de los signos.
  • La organización de los sistemas de cultura se manifiestan como una suma de reglas y restricciones impuestas al sistema. En función de ello se describirán las características que la definen.
  • Es una lengua, un lenguaje: 1) un sistema de comunicación, 2) que se sirve de signos y 3) estos signos están organizados. Esto permite determinar tres tipos de lenguajes
  • lenguajes naturales: ruso, español
  • lenguajes artificiales: código de la carretera, lenguajes científicos
  • lenguajes secundarios: sms, son los que se llaman sistemas de modalización  secundarios. El lenguaje no solo sirve para comunicar sino también para modelizar, para crear modelos. El arte es un ejemplo de SMS, no por ser secundario respecto a la lengua natural, sino porque se vale de ella como material, como modelo. Es decir, a partir de las lenguas naturales se conforman los sistemas culturales: arte, literatura…
  • Representa un mecanimo plurilingue y la elección de una lengua, la sustitución de una por otra, la trascodificación de una lengua a otra, está en la base del funcionamiento comunicacional.
  • Es políglota, multiestructuralista
  • El problema de la cultura, es el problema de su traducción, de su transmisión, la enseñanza de su transmisión.
  • En lo que refiere a la enseñanza de la cultura, existen
  1. La enseñanza a un niño de su lengua materna: no existen reglas precisas, sino textos. El niño los memoriza y también  modos de uso y a partir de ahí aprende a generar por sí mismo textos.
  2. La enseñanza de una lengua extranjera. En este segundo caso se introduce enla concienia del discente determinadas reglas, basándose en las cuales puede él solo, generar textos.
  • En función de lo mismo, se puede considerar ciertos tipos de cultura. La dicotomía cultura gramaticalizada/cultura textualizada ha sido utilizada por la semiótica de las comunicaciones de masas para sustituir la oposición cultura alta/cultura de masas o según A Moles cultura sistemática, cultura mosaico.
  1. Culturas textualizadas o ritualizadas: (en vez de cultura de masas) se orientan sobre la expresión, son resultado de la enseñanza de un determinado comportamiento en los que predomina el ejemplo. Fundan la cultura como suma de textos. La gramática si existe sería investigada y reconstruida entre las logotecnias que diversos sujetos tratan de imponer. Implica protocolos rígidos, se anticipa el contenido y es preciso aprenderlo. Plano de la expresión y plano del contenido biunívocas. El conocimiento de mundo está equiparado al análisis filológico. Las reglas existen porque hay textos que la preceden y tales culturas se representan a sí mismas bajo la forma de un libro o manual. Los tabúes se muestran desde los textos orginales. Se conciben a sí misma como correctas y todo lo opuesto como no cultura. No se da la tendencia a la expansión, sino a la clausura, al cierre, al fundamentalismo, a la conservación del propio sistema y a la supresión de la otredad que se entiende como amenaza o no verdadero. (en el Clasisimo, el arte que dependía de los teóricos)
  2. Culturas gramaticalizadas: (en vez de cultura alta) define las propias reglas de producción -con metalenguaje explícito y reconocido por una comunidad discursiva entera. La cultura se modeliza como un sistema de reglas generativas de textos. Las reglas son variables y convencionales y se presupone una libertad, en la elección del contenido y en su nexo con la expresión.  Se da la tendencia a la expansió, al proselitismo, a la colonización, es la cultura de los Robinsones.  (en Realismo europeo del siglo XIX, donde la teoría se elabora a partir de los textos.)
  • La cultura genera estructuralidad y el lenguaje natural es el que desarrolla la tensión de dar nombre, organizar, estructurar la realidad dentro del marco de una cultura. La cultura logra generar cierta unidad por medio de su auto conciencia. En la tensión cultural se anda lo sistémico y lo extrasistémico, la unidad y la pluralidad, el estatismo y el dinamismo.
  • La cultura aparece como lenguaje cuyas manifestaciones son textos de esa cultura.  Sigue la tradicción que considera al mundo como texto (Mathauserova)

 

 

Los TEXTOS entretejen la cultura

  • Es generador de sentido, dispositivo pensante.
  • Para pensar el texto necesita de un texto, la cultura de una cultura.
  • La cultura produce textos permanentemente
  • Privilegiará el estudio de los de carácter literario y artísticos porque para él develan cuestiones que el resto no las deja en claro
  • No son homogéneos ni homoestructurales
  • Se presenta como la manifestación simultánea de carias lenguajes
  • Como manifestación de lal engua, opone lo dicho a lo no dicho.Lo materializa
  • Cada uno es un modelo semiótico de sí mismo
  • Ocuparía el lugar del signo como unidad cultural que teje la interacción de sistemas semióticos mediante una variada tipología de otros textos, con diversos grados de organizacion, con exclusión o combinación de distintos lenguajes.
  • No una consecuencia, sino objeto primario de estudio, sistema de combinaciones.
  • Al igual que los signos requiere de otros textos, de algun mecanismo inteligente. El texto es una paersona semiótica, conciencia semiótica. Trabaja cuando se conecta con otro texto. (relaciones pragmáticas)
  • Cumplen diversas funciones
  1. Consolidar la memoria cultural
  2. Compactan la información codificada
  3. Guardan arqueológicamente porciones enteras de cultura, la resestablecen por medio de una decodificación.
  4. Transmiten significados
  5. Generan un modelo de mundo
  6. Se organizan en tanto sistema: rituales, juegos, textos artísticos, verbales y no verbales.
  7. Explica el funcionamiento de la cultura. De allí que toda cultura puede ser leida como un vasto texto.

 

 Si bien las teorías lotmanianas tenían sus insipiraciones cercanas al modelo de Jackobson, progresivamente se aleja y junto al desarrollo de la semiótica de las comunicaciones de masa, se pone en cuestión el concepto de mensaje como de código único.

INFORMACIÓN

  • Es poder y control sobre un sistema
  • Las luchas históricas, políticas y sociales o de clases han sido luchas por su monopolio y por el contro lde las formas de lenguaje en que la interación

MEMORIA

  • La facultad de determinados sistemas de conservar y acumular informaciones
  • La historia de las sociedades es la historia de l lucha por la memoria.

SIGNO

  • En el discurso lotmaniano está siempre situado en el seno de una colectividad donde se intercambia información, es el equivalente material de los objetos, de los fenómenos, delos conceptos que expresa.
  • Ejere una función de reemplazamiento
  • La palabra reemplaza a la cosa, el dinero al trabajo, la insignia al grado militar, el mapa al lugar…
  • Para que un signo lo sea, debe formar parte de un sistema, pudiendo estableceruna relación con un no signo o con otro signo.
  • No aparece ya como la unión de un significado con un significante, sino como una unidad cultural entera.

CÓDIGO

Para Lotman es posible descubrir solo un código dominante en un grupo de textos provenientes de la misma época y de un mismo lugar. Cualqueir sistema de comunicación, como vimos, es un sistema de modelización. En este sentido la cultura, creando el modelo del mundo que le es propio, se modeliza por medio de sistemas semióticos.

Como existen códigos dominantes también hay subcódigos pero fundamentalmente para que en una cultura dada y según una jerarquía de códigos para que se de un acto comunicativo el código del emisor y del receptor deben entrecruzarse.

Analizando el modelo de mundo, se llega a descubrir el modelo doimantes, cuyo sistemas de reglas posibilita el descubrimiento del código dominante. Y según esos modelos del mundo, esos códigos culturales dominantes, establece cuatro esquemas:

  1. El código domiinante es un modo de organización únicamente semántico: Edad Media, época de gran simbolicidad, cultura en la que “en el principio era la palabra”. Desprecio a las cosas, tendencia a los signos, gran iconicidad.                               
  2. El código dominante de la cultura es un modo de organización solamente sintáctico. Correspondería al reinado de Pedro I, absolutista, donde los símbolos provocan irritación. Existir quiere decir ser parte, y la parte en esta cultura, no es homóloga al todo, sino un elemento de un sistema, de un todo. El significado de un nombre o de un fenómeno estaba determinado por su inserción en un plano determinado. El todo no es el significado de la parte, sino la suma de las fracciones sintagmáticamente organizadas.
  3. El código dominante prescinde de los dos modos anteriores de organización, de los signos. Es asemántico y asintáctico. Correspondería al siglo de las luces. no al dinero, a los uniformes, a los grados, a las reputaciones, al pan, a la vida. Lucha contra el signo, por la tendencia a la desemiotización.    
  4. El código dominante es una síntesis de modos de organización 1 y 2. Es semántico y sintáctico. Cultura burguesa del siglo XIX, la idea del mundo como sucesión de hechos reales confería a todos los fenómenos un sentido doble: semántico en cuanto relación entre las manifestaciones físicas de la vida y su sentido oculto y sintagmático en cuanto relación entre éstas y la totalidad histórica. El modelo de mundo tiene la estructura de un lenguaje.

Demás decir, los contactos culturales a lo largo de la historia pueden provocar la unión de jerarquías compatibles de códigos o bien mezclas de los mismos que pueden pregonarase.

Isomorfismo:

Es la propiedad de semejanza en el funcionamiento de sistemas de naturaleza diferente. Lotman aportará que en los procesos de información no hay sólo transmisión de datos sino adquisición de conocimientos. Lo mismo ocurre con la información endosistemática, neuronal, genética o de programa artificial.

El pensamiento para él es un acto de intercambio que supone una actividad bilateral y además una experiencia semiótica anterior. Tres clases de objetos intelectuales tienen similitud estructural y funcional: la conciencia humana individual, los textos que funcionan como fispositivos inteligentes y la cultura como inteligencia colectiva.

Advertisements


GIRO SEMIÓTICO
August 10, 2009, 5:52 am
Filed under: Bibliografía

La postura del teórico es que el problema de la semiótica debe estudiar el de los sistemas y procesos de significación, y no verla como un estudio de los signos, sino como una indagación con vocación científica de los sistemas y procesos de significación.   Para proseguir con la definición de signo, es necesario aclarar cuál fue, no la ruptura epistemológica, pero sí el giro semiotico que enmarcó las investigaciones de Fabri.

“La idea básica del giro semiótico es que no se puede como se creía, descomponer el lenguaje en unidades semióticas mínimas para recomponerlas después y atribuir su significado al texto del que forman parte. Debemos tener en claro que a priori, nunca lograremos hacer una operación de este tipo.En cambio, podemos crear universos de sentido particulares para reoncstruir en su interior unas organizaciones específicas de sentido, de funcionamientos de significado, sin pretender con ello reconstruir al menosde momento, generalizaciones que sean válidas en última instancia.
La idea es entonces, librarse “de una semiótica convencida de que todo depende de laspalabras, de significados que de alguna manera pueden decirse y describirse linguísticamente. “ Su propuesta es la de consolidar una Semiótica que no sea Semiología, ni quede restringida a los signos linguísticos.  Se propone, a la misma, trabajar con incertidumbres, reconstruir los criterios de pertinencia para formar el significado de los textos, transformar el sentido en significación.Y hacer que la semiótica sea organon para la ciencia, que la ciencia misma adquiera  un leve carácter literario, y metafórico y que permita acceder al conocimiento por medio de una inferencias cognitivas y narrativas de la parábola, es decir metáforas.

Su propuesta es la de una semiosis, como teoría de la acción, en función de seguir considerando al lenguaje como no un mero instrumento para representar estados del mundo, sino para transformarlos, modificando a quien lo produce y lo comprende. Por ende, para separar la noción de signo de la de representación hay que hacer algunas operaciones. Incluir, en tanto, a la narratividad y al concepto de pasiones.

blood,hands,illustration,letter,poster,the,letter-09bc8982be0ed1a9a80d8fb3557775bd_h

Narratividad

Es un modo de poner en movimiento la significación combinando específicamente no sólo palabras, frases o proposiciones sino agentes especiales semánticos -sintácticos. La narratividad tiene una función configurante con respecto a un determinado relato remitiendo de inmediato a cierto significado. El conjunto de la Odisea remite a un sentido global, a algo más allá de las frases o palabras, a una articulación semántica global que es de tipo narrativa y configura un universo de significados de un modo autónomo.

Narratividad es todo lo que se presenta cada vez que estamos ante concatenaciones de acciones y pasiones. Puede ser tanto un suceso verbal, como una ballet narrativo, una pantomima de tipo narrativo, una organización espacial narrativizada y así sucesivamente.

Es radicalmente, un acto de configuración del sentido variable de acciones y pasiones, acciones y pasiones que pueen estar organizadas dsde el punto de vista de la forma de su contenido, de su semántica, y pueden ser manifestadas por una forma expresiva distinta (verbal, gestual, musical…)

La producción de narratividad es como tener un código y hacer con él el mensaje. Enrtonces el mensaje se parece al código porque lo que hace es explicitarlo. El mensaje narrativo lleva siempre la memoria de su códico.

Esto nos remite a la metáfora de Benveniste: el sentido tiene cara de medusa: pensaba en la idea de que en el lenguaje no sólo hay representaciones conceptuales ni tampoco reppresentaciones sólo de acciones y pasiones: en el lenguaje interviene una instancia de enunciación muy variable, inscrita en el texto, que transforma los relatos en discursos (por discurso entendemos el texto -de cualquier sustancia expresiva- que además de representar algo, representa e inscribe en su interior la forma de su propia subjetividad e intersubjetividad)

El segundo problema a abordar es el tema de las pasiones.La preocuación de Barthes, había sido lograr la conexión y relación entre la smiosis y la afectividad, en función de ello buscó en Lacan y Saussare. Pero en realidad, la idea que apartar la problemática de lapasión de su oposición habitual a la razón, relacionando de nuevo la noción de pasión con la de acción. Ya el mismo Descartes, aún desde su racionalismo la definía como “un punto de vista sobre la acción por parte del que la recibe“. Alguien actúa sobre otro, que le impresiona, le afecta en el sentido que el afecto es una afección. El punto de vista de quien es afectado, es una pasión. El efecto de una acción del otro es un afecto, o mejor dicho, una pasión. La pasión es el punto de vista de quien es impresionado y transformado con respecto a una pasión.

A su vez, acción es una interferencia en un estado del mundo capaz de transformarlo o -si se quiere- mantenerlo tal cual es.  He aquí que la semiótica puede pensarse no ya en término de representaciones conceptuales sino de actos de sentido.

Dirá “creo que la verdadera novedad de la semiotica actual es precisamente esta insistenciano sólo en el carácter performativo del lenguaje, en los actos linguísticos y de signos sino en el hecho de que estos actos siempre están relacionados -como decía Descartes- con sus efectos sobre el otro, es decir, con las pasiones.

Componentes de las pasiones

Éstos obligan a reconsiderar radicalmente los sistemas de signos que expresan la dimensión pasional. Son fenómenos semióticos subyacentes a todos estos y existen prescindiendo de la sustancia de la expresión usada para manifestar la pasionalidad.

Componente modal: las pasiones se caracterizan por una radicalidad modal. Se refiere a las modalidades clásicas:

  • Poder
  • Querer
  • Saber
  • Deber

y a otro tipo de modalidades del tipo cierto/incierto, posible/imposible y demás. Es como si la pasión fuera una suerte de “compuesto” con parte de sus elementos de tipo modal. La mayoría creemos que solo las pasiones son las de carácter volitivo, de decir la de querer. Pues es cierto que el deseo es la base de las pasiones, pero también es el poder, una extraordinaria forma de pasión, al menos eso dirá Nietzche. También hay muchas pasiones del deber, como la venganza por ejemplo, tiene que ver con el no-poder-no-hacer. Por último están las pasiones del saber, la curiosidad es un querer-saber. Esto rige las actividades  del ámbito de la ciencia, los celos…

Por lo tanto, saber, querer, poder y debes son fenómenos modales intrínsecos de cada pasión, significa que existen posibilidades de una mínima descripción radical de las pasiones en estos términos.

hearts,photography,red,collage-aa1a6d581eaaa2f6757da44e8195a332_h

Componente temporal: Por ejemplo la esperanza está dada por un querer algo referido al futuro y la desesperación es el saber que hay algo que ya no se puede querer. La dimensión del tiempo es crucial en las pasiones.Los estoicos decían que las pasiones son enfermedades del tiempo…

Componente aspectual: se relaciona con el tiempo y con el despliegue de los procesos, es decir, con el aspecto. Cada pasión al tener un tiempo, tiene un ritmo. Un ejemplo puede ser pensar que uno puede tener toda la vida miedo, pero no puede vivir aterrorizado. Si existe una diferencia semántica entre miedo y terror, tiene que ver con que el primero es durativo y el segundo sólo dura un cierto instante.

Componente estésico: Un último punto es el de lo sensorial, no hay pasión sin cuerpo. . Una transformación pasional implica siempre una transformación de la estesia, es decir, de lapercepción de la expresión corporal. La pasión origina, cambios en el estado físcio, en el color, incluso cada pasión parece tener su propio color.  Es esencial que haya descripciones enlas que el lenguaje necesite utilizar definiciones de la corporeidad. Mientras el paradigma semiótico había separado rigurosamente del cuerpo la valoración de lsos ignos, considerándola en términos puramente cognitovs y conceptuales, la vuelta de la dimensión afectiva obra en la dirección fenomenológica de tomr en consideración el papel fundamental de la implicación del carácter físico del signo.

hug,letter,sms-2a7832e4be70880f0379c3f19ccfafd9_h

La relación entre pasión y cuerpo, hace que se introduzca el concepto de continuidad. Porque si bien la afectividad en el lenguaje se encuentra en todas partes, pero se manifiesta con más claridad en la continuidad. Por ejemplo, la entoncación no se necista para entender las frases, pero está relacionado sumamente con la pasión. La emoción tiene algo de gestualy de icónico o sea, de visible y continui, de gradiente y no de discontinuo.

Hablamos de tales componentes modales de la pasión, así  caracterizados, tambien son susceptibles de modificación.

Enunciación y metáfora

Ambos problemas, también requieren que se le agregue al paradigma semiótico la cuestión de la enunciación y la cuestión de la metáfora. A esto aclara Fabri que la estructura y las modalidades de la enunciación en formas y sustancias de la expresión distintas de las verbales son muy relevantes e importantes para la indagación semiótica.  La enunciación antes de ser un acto verbal, es para él, un movimiento, un gesto para afirmar, una instancia particular en virtud de la cual la intersubjetividad (emisr-receptor) se inscribe en el discurso, lo cual permite pensar que tanto la subjetividad como la intersubjetividad puede hacerse factibles y manifestarse a nivel de formas expresivas, en alguna organización narrativa. La enunciación linguística no es más que la transposición al lenguaje verbal de un movimiento de tipo gestual”. Es preciso aceptar, “la idea de que los sistemas de encunciación, las estaegias, lo movimientos y los juegos de enuncación, (…) pueden estar presentes en dimensiones semióticas no necesariamente linguísticas.”

Y volvemos a otro concepto: texto: una representación de muchos estados del mundo, entre los que se encuentra el estado específico del mundo que es el hecho de que el texto esté en comunicación con alguien.

Signo

Recordando, el lenguaje, la palabra, tienen para Fabri capacidades tranformadoras. En ello reside buena parte de su giro. Un signo es el efecto de una acción sobre otro cuerpo. Lo cual implica que, en última instancia, el signo se define precisamente como  pasión.La pasión es una transformación de las capacidades de los sujetos que actúan

El signo es también es una presuposición reciproca entre formas expresivas y formas de los contenidos, y una organización contermporánea de los contenidos semánticos y las sustancias expresivas, por lo tanto, es evidente que los pensamientos que se expresan con formas expresivas distintas, varían muchísimo.

Para Peirce un signo remite a otro signo mediante inferencias, para Greimas lo hace por medio de metáforas o relatos. La semiótica del giro, adoptará ambas estrategias. La semiótica pretende desplazar el estudio de la discursividad desde la problemática de la representación hast a la de la conflictividad implícita en laproducción de la represetación del objet. El fenómeno de la conflictividad textual, entre otras cosas, se difunde a todos los niveles del lenguaje, desde fenómenos linguísticos muy minuciosos hasta estrategias discursivas muy generales y totalizadores.

HOJALDRE

El lenguaje es desde esta postura semiótica una especie de hojaldre, muy complejo de elementos, de signos con un valor muy distinto. Lo cual hace preciso describir la distinción entre lo analógico y lo digital. Lo analógico corresponde a las cosas que se parecen a sus referentes,  se basa en lo continuo, mientras que lo digital tiene ver con lo que está caracterizado con cierta discontinuidad, que no se verifica fácilmente en el mundo llamado real. El lenguaje, por tanto, está del lado de lo discontinuo y la imagen y la música y lo gestual,  de lo analógico.

Hablamos  con un lenguaje discontinuo y al hacerlo, empleamos entonaciones, que desde luego no son discontinuas. ASí, el lenguaje habla simultáneamente con dos sistemas de signos, uno digital y otro analógico, que hablan al mismo tiempo, superpuestos -como las capas de un hojaldre, agrego-. El lenguaje es analógico y digital.

laser,cut,letters,sculpture,art,chaos,chaotic-5069ca2f957e358ee126be7c20d4a7b3_h



QUÉ ES LA SEMIÓTICA? By FABRI
August 10, 2009, 4:02 am
Filed under: Bibliografía

(DE)CONSTRUCCIÓN Y SEMIOSIS

Ω

Para Fabri, la semiótica es una teoria de los sistemas de significación y de los procesos de significación. Va más allá de considerarla como una disciplina que simplemente se ocupa del estudio de los signos o los problemas de comunicación.

“La Semiótica es una disciplina que estudia no tanto los signos cuanto el modo con que estos signos están organizados entre ellos y el modo en el cual esta organización produce efectos sobre el que habla y el que recibe. (…) Pretende hacer saber a quien ya sabe, cómo se sabe, como se sabe mejor aquello que se sabe. (…) La semiótica estudia el modo de construcción de la significación y de transformación de los emitentes y de los receptores, es decir, la Semiotica es una disciplina que responde al problema de la construcción del sentido.  El sentido no está dado, no sólo es construido sino destruido. Hay construcción de la significación y destrucción de la significación. Por otra parte está la construcción de un receptor y la construcción de un emisor.”

Fundamentalmente, la Semiótica es una disciplina constructiva, que “trataría de poner el sentido que nosostros compartimos en condiciones de explicitación, es decir, de significación.” Imparte también que el sentido se trata de una superficie continua sobre la que se erigen los significados.

Las ideas de Paolo Fabri, sin lugar a dudas trasgreden las concepciones estructuralistas, anima a no apuntar a la fragmentación, a no tenerle miedo a  la generalización y a ver a la Semiótica como una teoría de la acción, donde ese lenguaje no sólo sirve para representar, sino para transformar, para construir y destruir, para hacer.Hablar da maniplación tiene que ver con que un sujeto interviene sobre otro sujeto para que sea algo o haga algo. Se trata de sujetos como principios de acción. Y cada uno puede ser objeto de la acción -es decir, objetos de pasión-  o sujeto de la misma. O ambos.

Con una base benvenistista, por medio de los discursos, se construye el emisor a sí mismo, construye un receptor, ambos son activos y pasivos,  y en la relación comunicativa y por ende, semiótica, ambos se transforman. Y (des)construyen sentido entre sujetos. Sujetos que no necesariamente son individuos singulares, sino que pueden ser sujetos de una historia, de una clases social, de un pequeño grupo o una mano que hace un gesto…

“La palabra no es para nada una constatación del mundo que sirve para dar información sobre el mundo. La palabra sirve para transformar las relaciones entre los hombres y las mujeres, las relaciones internas de los sujetos, es decir, la palabra es un operador de transformación entre los hombres.”

Es decir, por medio de las palabras no solamente designamos, nombramos, “emalabramos” el mundo, sino que actuamos. Lo transformamos y transformamos nuestra personalidad y la de los otros.Amamos, amenazamos, gritamos, peleamos, actuamos por medio de palabras. Para Fabri, incluso es el discurso un lugar de desafío y como tal, un lugar de riesgo, de obligaciones, de responsabilidades.”

En función de ello, el problema de la la realidad misma, de la verdad misma, serán siempre problemas de su construcción y de su modo de defenderla y llevarla adelante.  “El lenguaje es respiración (…) Todos los sistemas de signos son empresas dirigidas sobre el cuerpo. Los signos son el cuerpo.

Fabri concluye su conferencia sobre semiótica, resumiendo que dicha disciplina intenta demostrar que en las relaciones con los otros, transformamos objetos (construyéndolos o destruyéndolos), fabricándolos, cambiándolos, pero también construimos sujetos. (…) Todo discurso no es sólo construcción del discurso y transdormación de los signos del discurso sino sobre todo es transformación de las condiciones de recepción de los emisores y de los receptores”

“Los sujetos trabajan para transformar objetos, sujetos y relaciones entre objetos.”



Example
August 10, 2009, 3:20 am
Filed under: Bibliografía, Videos



División del signo
August 9, 2009, 11:47 pm
Filed under: Bibliografía

CATEGORÍAS

La noción de categorías  –categorías cenopitagóricas– para Peirce un tanto inevitable: por más que le parezca a él mismo desagradable, no puede desconectarse de ella. La correlación triadica consta de tres categorías que denomina Primeridad, Segundidad y Terceridad. “Son ideas generales que pueden considerarse como algo semejante a inclinaciones o tendencia hacia las cuales se rifigen los pensamientos.”

Mónica Gallego, apunta “Las categorías fluyen por todos los rincones de la mente de Peirce, impregnando sus reflexiones sobre los signos. Estas categorías yacen detrás de todo pensamiento humano, y de hecho detrás de todos los procesos del universo, inorgánicos y orgánicos.”

Primeridad es el modo de ser de aquello que es tal como es, positivamente y sin referencia a ninguna otra cosa-

Es cualidad, posibilidad, un quizás pueda ser, no es por sí una cualidad concreta (por ejemplo, la sensación del color y la forma de una manzana que quizás estuvieramos percibiendo ahora) No es más que una mera posibilidad, sin partes definibles, sin antecedentes ni consecuencias. Es lo que es, sin que alguien sea plenamente conscientes de la cualidad que es. Es pura libertad, espontaneidad, originalidad, la posibilidad de que acontezca algo nuevo. Es por ejemplo cuando veo sobre una mesa un libro azul. pero no lo percibo con la consciencia de lo que veo, es una mancha de cierto color, antes de que pueda calificarlo como una forma rectangular de color azul y sin que la haya denominado libro.  Es una cualidad, una conexión con todo lo demás que hay a su alrededor. Es solo una posibilidad en algún momento pueda formar parte de una clasificación determinada de manera que entre en interrelación semiótica con otros signos posibles.

Pérez Carreño aclara cintano a Dewey que “cualidad o primeridad per se no es ni individual ni general. Pero como primeridad de secundidad provee de generalidad a la útlima”. Lo primero que tiene que ver no con la singularidad, sino con la posibilidad tiene importancia debido a que como categoría primera, nos habilita a hacer accesible el mundo. Aunque solo en un tercero, en la categoría el pensamiento tiene sentido la cualidad.  Agrega “entendemos lo primero como aquello que necesita de un segundo y un tercero para ser interpretado, y por otro, como el momento de apertura del conocimiento a lo todavía no conocido, que ha de concebirse como posibilidad. Sólo cobra sentido en una relación triádica.

Segundidad es el modo de ser de aquello que es tal como es, con respecto a una segunda cosa, pero con exclusión de toda tercera cosa. Esta idea es la experiencia del esfuerzo, prescindiendo de la idea de una intencionalidad. Trata de algo actualizad. Es algo ques existe aquí y en este momento. Es una singularidad, una particularidad. Es lo que tuvimos delante como primeridad, sin que todavía hubiésemos sido concientes de ello, pero ahora sí sabemos de que se trata, se nos presenta como un objeto bruto, como una otradad. La Segundidad es la otredad en el sentido más primitivo de la palabra. Goza de autonomía respecto a nosotros, es un pleno producto del mundo físico o del mundo mental. Si la primeridad es afirmación, la segundidad es negación en el sentido de que implica la existencia de algún otro.

Terceridad es el modo de ser de aquello que tal como es, al relacionar una segunda cosa y una tercera entre sí. Se da a través de tres término:

  1. Mediación
  2. Transformación
  3. Evolución o crecimiento vital

En el acto de mediación, dos entidades se interrelacoinan por medio de una tercera entidad mediadora. Un signo de interrelacionalidad, media entre un objeto al que está entretejido y un interpretante, e incorpora a quien está interpretando el signo. La Terceridad tambien lleva a cabo una transformación en tanto que su función es interpretar o traducir una entidad semiótica en otra. La Terceridad, por ende. marca el desarrollo vital de los signos. Es un proceso creador por medio del cual el caos se hace orden y la confusión se hace claridad. Es el proceso de semiosis, la producción de interpretantes que engendran otros signos, que a su vez engendran otros interpretantes, ad infinitum.

Time

En cuanto al aspecto temporal de la semiosis el presente -huidizo, efímero, esquivo- del que el intérprete de un signo (todavía) no tiene consciencia plena, es propio de la Primeridad, el psado que es un hecho permanente y estático -aunque accesible a muchas interpretaciones- es propio de la Segundidad,  y la futuridad, foco de esperanzas, deseos, anticipación y hábito es de la Terceridad.

TRICOTOMÍAS

En “Seis semiólogos en busca de un lector”, se apunta a que en la tríada del signo es posible ver el reflejo de la relación triádica msmi: el representamen siendo el punto de arranque de la semiosis remite a la primeridad, el objeto a la secundidad y el interpretante a la terceridad.

Primer tricotomía: cualisigno, sinsigno, legisigno.

En este caso implica la división del signo en relación con sí mismo, es decir con el representamen.

Cualisigno: en su aspecto de cualidad. Por ejemplo “el color del caballo, el tono de la voz de un discurso, el estilo de un grafismo. Es lo general del signo, pero que le permite subsistir en cuanto tal, sin ser todavía la totalidad del signo.

Sinsigno: es la presencia concreta del signo. Por ejemplo, la presencia del color del caballo es este signo concreto L

Legisigno: es la norma o modelo sobre el cual se construye un sinsigno. Por ejemplo. lo que establece el diccionario para la definición de la palabra caballo.

Umberto Eco explica con un ejemplo esta definición

“Un billete e banco es un sinsigno cuyo legisigno establece su equivalencia con una cantidad exacta de oro: pero a partir del momento en que la réplica se estudia como provista de caracterísicas cualisígnicas (la filigrana, la numeración) también en un cualisigno y por lo tanto irreproducible como ral. Se objetará que el oro es cualissigno a causa de su rarezay en cambio el billete se ha convencionalizado como dotado de valor, por arbitrio legisígnico: pero es que también el billete es cualisigno a causa de su rareza y también el oro se ha convencionado como parámetro de valor de una manera arbitraria. (podría llegar a ser abandonado como patrón y sustituido por uranio)”


Segunda tricotomía: Íconos, índices y símbolos


Es  preciso considerar que “la cuestión de los tipos de signo se resuelve en una gradación de mayor a menor grado de generalidad”. Peirce aclara que los signos están relacionados de manera diferente con respecto a sus objetos dinámicos, en función de los cuales se determinará si se trata de un ícono, un índice o un simbolo.

Los íconos son sobre todo de la categoría Primera. “Un ícono es un signo determinado por su objeto dinámico en función de su propia naturaleza interna. Tienen que ver con aquellos signos que genera en el individuo una imagen semejante a las cosas representadas. Lo que produce semejanza, no es el objeto, sino la construcción sígnica convencional.

  • Un ícono es un signo que se exhibe en lugar de su objeto en virtud de alguna semejanza entre signo y objeto.
  • Manifiestan la posibilidad de revelar la estructura, función y/o interrelaciones inherentes en sus respectivos objetos.
  • No hay íconos puros en la mente consciente, sin cualidades que no estén incorporadas en alguna interrelación dentro de algún contexto.
  • Para que un ícono sea signo, la semejanza debe existir como una idea o una imagen en la mente de algún intérprete.
  • Representa su objeto en virtud de las características que posee, exista o no alguna interrelación con su objeto semiótico.
  • Ejemplos: figuras, diagramas, mapas.

Pérez Carreño aporta que se trata de una signo cuyo objetoes una posibilidad cuyo segundo no es un primero. Supone que el Medium desfina un objeto semejante a él.

Los índices gozan de interrelación con algún objeto semiótico en virtud de una conexión naural que exista entrelos dos. Son signos de secundidad, se definen como

  • Signo en interrelación existencial (física, natural, o intencional si el signo es imaginario) con su objeto.
  • Esta interrelación le dota al signo de la capacidad para llamar la atencion sobre la existencia del objeto de alguna forma u otra.
  • Una vez que el objeto de la significación cumpla con su función de llamar la atención, se lepueda dar un valor (nombre), lo que es un paso esencial para que se reemplace al índice con un símbolo.
  • Ejemplo. un termómetro es un índice en el sentido de que indica el nivel de calor en el ambiente. Señala a otra cosa distinta de sí mismo, y por lo tanto no es una entidad auto contenida y auto suficiente, como el ícono.   Un signo -indexical- existe en espera de un intérprete y un interpretante, que pueden emerger en el momento en que se establezca alguna interrelación causal o natural, gracias a alguna mente (intérprete). Entonces el signo sale a la luz como si hubiera obligado al interprete a fijarse en cierta conexión y no en otras.

Los símbolos son los signos simplemente arbitrarios, como las palabras, porque tienen significado por una ley de convención establecida.

Esá interrelacionado con su respectivo objeto semióticopor medio de una convención social que requiere una interpretacion en cuanto a au papel como signo general (signo que tiene implicaciones para toda una calse de signos del mismo tipo)

Es un signo que se refiere al objeto que denota en virtud de una ley, usualmente una asociación de ideas generales que operan de modo tal que son la cauda de que el simbolo se interprete como referido a dicho objeto.

  • Es en sí mismo un tipo general o una ley, esto es un legisigno.
  • En carácter de tal, actúa a través de un réplica.
  • A través de la asociación o de otra ley, el símbolo estará indirectamente afectado por aquellas instancias y por consiguiente, involucrará una suerte de índice, aunque muy peculiar.

Tercera tricotomía: rema, decisigno o signo dicente y  argumento.

Un decisigno involucra como parte de él a un rema, para describir el hecho que se interpreta que él indica. Pero es una peculiar clase de rema y aún cuando se esencial para el decisigno, de ninguna manera lo constituye.

Un argumento es un signo que para sun intereptantes, es un signo de ley. O también podemos decir que un rema es un signo que se entiende como representación de su objeto solamente en sus caracteres; que un decisigno es un signo que se entiende representa a su objeto con respecto a la existencia real y que un argumento es un signo que se entiende representa a su obketo en su caracter de signo.



Classroom Notes
August 9, 2009, 8:44 pm
Filed under: Bibliografía

42-21543691

El cambio espistemológico que supuso la aparición de los conceptos estructuralistas en el marco de las investigaciones linguísticas, implicó que el lenguaje no sea considerado como un etiquetador de conceptos sino como un sistema de signos. La postura peirciana, no nos habla más de sistemas, sino de procesos.El pensamiento y los conocimientos no surgen de la nada, no son imprevistos semióticos, sino que mucho de lo conocido son casi conocido por cuestiones culturales, pero que por sobre todo, los conocimientos se consolidan por medio de procesos aosciativos. TODO ES SIGNO para Peirce. El sentido se construye no como un punto de llegada sino como un lugar desde donde parte y se engendra y crece el mismo conocimiento.

Peirce va a preguntarse sobre las relaciones entre el lenguaje y el mundo exterior e intentará proponer una interpretación de las formas de representar y establecerá una formapara referirse al mundo exteriro. Para Saussare el signo linguístico es resultado de un contrato social, pero es arbitrario con respecto a las leyes de lo social. La línea saussareana es seguida por Hjemslev, Greimas y Lotman, que se colancon la las escuelas de la linguística estructural europea, pero dicha teoría saussareana carece de una teoría de la discursividad social. No hay una teoría del discurso. Hay una teoría del lenguaje y el lenguaje como centro de análisis nos va a servir sólo para ciertas operatorias que nos permitirán dar cuenta de una descripción sólo linguística.

En Pierce la semiosis es un PROCESO, una relación que no se resuelve entre pares sino por la mediación de un tercero. Se coloca en relación un primero con un segundo de modo de producir un tercero llamado interpetante. Por lo tanto el sentido es un proceso, no un dato. Circula, aparece siempre en una relación triádica, no existe el sentido especular (ida y vuelta), siempre tiene que existir un tercero, un espectador, un nuevo código, otro soporte, un traductor para que el sentido pueda establecer en lo práctico. La existencia de este tercero es la garantía de producción de sentido, es la existencia del tercerlo lo que garantiza la lectura, es decir, el sentido.

De este modo, encontramos un espacio abierto por el cual un objeto cualquiera se remite, produce un signo, que a su vez genera un tercer momento, que es un lector de ese signo llamado interpretante, por lo tanto el conocimiento es un conjunto de mecanismos interpretativos mediatizados.

Saussare —— texto inmanente ——objetividad ——sistema

Peirce—— cada lector conoce a su tiempo——subjetividad——proceso

La introducción de la idea de subjetividad es que el conocimiento implica que no puede haber signo sino es “leído por”

Pensar en las muñecas rusas, en la que a modo de encastres surgen sucesivamente una y otra, otra y una, puede servirnos de ejemplo para pensar prácticamente la semiosis ilimitada, infinita y social de la que nos habla Peirce.

Por SEMIOSIS se entiende un acción, una influencia, una cooperación de tres sujetos: un signo, un objeto y su interpretante. Esta confluencia trirelativa no puede ser resuelta en una acción de a pares. Un signo es una cosa que se encuentra en relación con una segunda cosa, un objeto, desde el punto de vista de una cualidad de modo tal que se debe disponer de una tercera cosa, su interpretante, en relación con el mismo objeto y así hasta el infinito. Es una teoría no psicologista. La semiótica de Peirce es cognitiva y opone al conocimiento como perfecta especularidad, es una teoría del conocer como necesariamente interpretativa, hipotética y problemática. Se puede conocer por medio de la deducción, inducción y abducción.

La SEMIÓTICA es otro nombre que se le dará a la lógica definiéndola como una ciencia de la observación y generalización de las caracterísitcas de los signos, lo que la transforma en una ciencia positiva, que apunta a definir lo que debe ser el mundo real.

Lógica o semiótica:

  1. Gramática formal
  2. Lógica
  3. Retórica pura.

Gramática formal
Tiene por objeto las condiciones de verdad de los signos. Se pregunta la cómo debe ser un signo para encarNar un significado y la respuesta es cualisigno, sinsigno y legisigno.

Lógica
Tiene que ver con las condiciones de verdad de las representaciones, se pregunta en qué sentido es verdadero, si es que un signo está en lugar de su objeto. La respuesta es ícono, índice y símbolo.

Retórica pura
Tiene que ver con las leyes mediante las cuales un signo da nacimiento a otro signo y de un pensamiento a otro pensamiento. La pregunta sería de qué naturaleza son las relaciones triádicas, entre signo, objeto e interpretante. La respuesta es rema, dicente y argumento.

Categoría de los fenómenos

  1. Primeridad: Cualidad del objeto. Comparación
  2. Segundidad: Acción y reacción. Búsqueda de posibilidades
  3. Terceridad: Definición. Pensamiento y ley. Experiencia.
Nivel fenomenológico Nivel semiótico
Primeridad Cualisigno Ícono Rema
Segundidad Desisigno Índice Dicente
Terceridad Legisigno Símbolo Argumento

Si pensamos en el signo como un discurso, desde el punto de vista de la semiosis social que propone Eliseo Verón, lo relacionamos con sus condiciones de producción (objeto) y con sus condiciones de reconocimiento, es decir su interpretante

En la red infinita de la seimosis toda gramática de producción puede examinarse como resultado de iguales condiciones de reconocimiento. Y en una gramática de reconocimiento sólo se puede verificar bajo ciertas formas de un mismo efecto de procesos de producción, tal cual si fuera la red de la producción textual de la historia. Una gramática o condiciones de producción define un campo de efectos de sentido posibles pero no decide cuál es la gramática o condición de reconocimiento aplicables.

Para describir un discurso hay que evaluar un sistema de operaciones que se prodcen en un paquete textual y que da como resultado una producción discursiva. Por lo tanto, el proceso de producción de un discurso tiene siempre la forma de una descripción de opeaciones discursivas por las cuales la materia significante ha sido investida de sentido.

TEXTO: un paquete textual cualquierea es en lo social un lugar de manifestación de una multiplicidad de huellas que dependen de nivles de determinación diferentes. Es también un proceso de producción donde un conjunto de huellas que las condiciones de producción han dejado en lo textual, bajo la forma de operaciones discursivas y se manifestó en tres instancias:

  1. Producción
  2. Circulación
  3. Reconocimiento o consumo

Marca o  huella: las operaciones que descubren las reglas se postula o reconstruyen a partir de las marcas presentes en la materia significante. Para el analista del discurso o proceso social, esta teoría vuelve más problemática la posibilidad de análisis que debe reconstruir como un interpretante posible un tejido determinado de marcas.

En la ruta estructuralista, el analista es el que decidía el marco y recorte del análisis. La teoría peirciana se vuelve mucho más operativa por lo que Verón llama una teoría de los discursos sociales.  Porque la puesta en relación no solo del signo con su objeto y su interpretante, el funcionamiento social se relaciona con la representación de lo real.



SIGNO
August 9, 2009, 7:44 pm
Filed under: Bibliografía

ockerse_aperture_map

Para el estudio de los análisis peircianos es preciso reconocer su carácter pragmático (“la pragmática no estudia el lenguaje en sí mismo sino  relación entre el lenguaje y el empleo que de él hacemos”) y su finalidad en el análisis no sólo  de los signos, sino de sus efectos en la aprehensión de la realidad. Por medio de ellos, conocemos y se conocer la realidad.  Cuando se interpreta los signos, se devela su significado en el desarrollo de un proceso llamado semiosis. La semiosis resulta la interpretación de los signos, de -“la interpretación es el fruto  de la mediación creativa”- que sólo se da en una relación tríadica: signo, objeto, interpretante, es también una acción y procesos de significación. La semióloga Olga Corna aclara “El primer principio de la semiótica peirciana está estrechamente ligado a su posición ontológica realista: consiste en el primado de la realidad exterior respecto del sujeto humano en el proceso del conocimiento y de la semiosis. Es el objeto el primer motor del proceso semiótico”.

Es decir, por medio de los signos, por medio de la semiosfera, interpretamos lo que nos rodea, que no es más que una sucesión de signos, infinita e ilimitada. Lo cual hace consecuente el carácter social y cultural de los mismos. Eco postuló que “El llamado realismo de Peirce debe ser visto bajo su progamatismo: la realidad no es un simple lado sino más bien un resultado. (…) Entender un signo desde regla que se explica a través de la serie de los propios interpretantes significa haber adquirido el hábito de actuar según las prescripciones dadsa por el propio signo (…) En este punto la semiosis ilimitada se detiene, el intercambio de signos ha producido una modificación en la experiencia, el eslabón perdido de la cadena entre semiosis y realidad física ha sido finalmente identificado. (…) A través de su propio pragmatismo, Peirce ha saldado cuentas con el realismo: es el lugar donde la “haec ceitas” pone fin al juego de la semiosis.”
semiosis_esquema
Vayamos a las definiciones…

Pierce explica, “Un Signo o Representamen es algo que -para alguien- representa o se refiere a algo en algún aspecto o carácter. Se dirige a alguien, esto es, crea en la mente de esa persona un signo equivalente. Este signo creado es lo que lo que yo llamo interpretante del primer signo. El signo está en lugar de algo, su objeto. Está en lugar de ese objeto no en todos sus aspectos sino sólo con referencia a una suerte de idea, que a veces he llamado el fundamento (ground) del representante.”

Es decir, la interpretación sígnica y por ende semiótica, prescinde de tres elementos. Es el signo quien está en lugar de un otro, quien lo representa. Lo hace bajo ciertos aspectos, bajo alguna capacidad, “mediando para construir la idea fundamental.” En primer instancia, entonces, el contenido del signo con respecto a ese objeto, en función de tales capacidades. se denomina “ground”. Pero el proceso de semiosis prosigue, por cuanto, ese signo organiza el reflejo cognitivo del objeto y lo vehiculiza para suscitar la reflexión del interpetante. “El contenido del signo en ralación con el interpretante es el “meaning.”

Entonces, el objeto dinámico, el objeto en sí mismo, independiente de toda representación, es  focalizado a través del “ground” y “meaning”, es representado bajo ciertos aspectos y constituye el objeto inmediato, que es el objeto tal como es representado. Corna agrega, que el significado es “la traducción de un signo en otros sistemas de signos”, “El significado de un signo es el signo en el cual debe ser traducido” La interpretación por medio de los interpretantes, es el modo en el que el ground se manifiesta como significado, como “meaning.” Y además, que en dicho plano de la semiosis cada ciclo del proceso está constituido por tres momentos de interpretación:

  1. Interpretante inmediato: Adquisición de un significado dado, regularmente, socialmente, determinado.
  2. Interpretante dinámico: El primer reconocimiento desencadenará una sei de efectos a medida qe el interprte lo confronta con la objetividad, con las propias exigencias: nacerán nuevas hipótesis y acciones.
  3. Interpretante lógico final: Es la tercer fase en la que se resuelve el resto de los interpretantes y es una fase comprensiva, debido a que un signo produciendo series de respuestas inmediatas (interpretante inmediato) establece un hábito, una regularidad de comprantamiento en el propio interprete. Este hábito como resultado es el interpretante final. Eco diría que la correspondencia entre signo y significado toma forma de ley.

En Cartas a Lady Welby, Pierce declara “Podemos tomar un signo en un sentido tan amplio que su interpretante no sea un pensamiento, sino una acción o una experiencia, o podemos incluso ampliar de tal modo el significado de un signo que su interpretante sea una mera cualidad del sentir.(…) Me parece que la función esencial de un signo consiste en volver eficientes las relaciones ineficientes: no ponerlas en acción, sino establecer un hábito o una relga general según los cuales actarán cuando llegue la acción. (…) Un signo es algo mediante cuyo conocimiento conocemos algo más.”

Finalmente, antes de dar su división de los signos reitera que “todo signo es un objeto, que por una parte está en relación con su objeto y por otra con un interpretante, de tal modo que pone el interpretante en una relación con el objeto que corresponde a asu propia relación con dicho objeto.”