Exámen final de Lenguajes II


SIGNO
August 9, 2009, 7:44 pm
Filed under: Bibliografía

ockerse_aperture_map

Para el estudio de los análisis peircianos es preciso reconocer su carácter pragmático (“la pragmática no estudia el lenguaje en sí mismo sino  relación entre el lenguaje y el empleo que de él hacemos”) y su finalidad en el análisis no sólo  de los signos, sino de sus efectos en la aprehensión de la realidad. Por medio de ellos, conocemos y se conocer la realidad.  Cuando se interpreta los signos, se devela su significado en el desarrollo de un proceso llamado semiosis. La semiosis resulta la interpretación de los signos, de -“la interpretación es el fruto  de la mediación creativa”- que sólo se da en una relación tríadica: signo, objeto, interpretante, es también una acción y procesos de significación. La semióloga Olga Corna aclara “El primer principio de la semiótica peirciana está estrechamente ligado a su posición ontológica realista: consiste en el primado de la realidad exterior respecto del sujeto humano en el proceso del conocimiento y de la semiosis. Es el objeto el primer motor del proceso semiótico”.

Es decir, por medio de los signos, por medio de la semiosfera, interpretamos lo que nos rodea, que no es más que una sucesión de signos, infinita e ilimitada. Lo cual hace consecuente el carácter social y cultural de los mismos. Eco postuló que “El llamado realismo de Peirce debe ser visto bajo su progamatismo: la realidad no es un simple lado sino más bien un resultado. (…) Entender un signo desde regla que se explica a través de la serie de los propios interpretantes significa haber adquirido el hábito de actuar según las prescripciones dadsa por el propio signo (…) En este punto la semiosis ilimitada se detiene, el intercambio de signos ha producido una modificación en la experiencia, el eslabón perdido de la cadena entre semiosis y realidad física ha sido finalmente identificado. (…) A través de su propio pragmatismo, Peirce ha saldado cuentas con el realismo: es el lugar donde la “haec ceitas” pone fin al juego de la semiosis.”
semiosis_esquema
Vayamos a las definiciones…

Pierce explica, “Un Signo o Representamen es algo que -para alguien- representa o se refiere a algo en algún aspecto o carácter. Se dirige a alguien, esto es, crea en la mente de esa persona un signo equivalente. Este signo creado es lo que lo que yo llamo interpretante del primer signo. El signo está en lugar de algo, su objeto. Está en lugar de ese objeto no en todos sus aspectos sino sólo con referencia a una suerte de idea, que a veces he llamado el fundamento (ground) del representante.”

Es decir, la interpretación sígnica y por ende semiótica, prescinde de tres elementos. Es el signo quien está en lugar de un otro, quien lo representa. Lo hace bajo ciertos aspectos, bajo alguna capacidad, “mediando para construir la idea fundamental.” En primer instancia, entonces, el contenido del signo con respecto a ese objeto, en función de tales capacidades. se denomina “ground”. Pero el proceso de semiosis prosigue, por cuanto, ese signo organiza el reflejo cognitivo del objeto y lo vehiculiza para suscitar la reflexión del interpetante. “El contenido del signo en ralación con el interpretante es el “meaning.”

Entonces, el objeto dinámico, el objeto en sí mismo, independiente de toda representación, es  focalizado a través del “ground” y “meaning”, es representado bajo ciertos aspectos y constituye el objeto inmediato, que es el objeto tal como es representado. Corna agrega, que el significado es “la traducción de un signo en otros sistemas de signos”, “El significado de un signo es el signo en el cual debe ser traducido” La interpretación por medio de los interpretantes, es el modo en el que el ground se manifiesta como significado, como “meaning.” Y además, que en dicho plano de la semiosis cada ciclo del proceso está constituido por tres momentos de interpretación:

  1. Interpretante inmediato: Adquisición de un significado dado, regularmente, socialmente, determinado.
  2. Interpretante dinámico: El primer reconocimiento desencadenará una sei de efectos a medida qe el interprte lo confronta con la objetividad, con las propias exigencias: nacerán nuevas hipótesis y acciones.
  3. Interpretante lógico final: Es la tercer fase en la que se resuelve el resto de los interpretantes y es una fase comprensiva, debido a que un signo produciendo series de respuestas inmediatas (interpretante inmediato) establece un hábito, una regularidad de comprantamiento en el propio interprete. Este hábito como resultado es el interpretante final. Eco diría que la correspondencia entre signo y significado toma forma de ley.

En Cartas a Lady Welby, Pierce declara “Podemos tomar un signo en un sentido tan amplio que su interpretante no sea un pensamiento, sino una acción o una experiencia, o podemos incluso ampliar de tal modo el significado de un signo que su interpretante sea una mera cualidad del sentir.(…) Me parece que la función esencial de un signo consiste en volver eficientes las relaciones ineficientes: no ponerlas en acción, sino establecer un hábito o una relga general según los cuales actarán cuando llegue la acción. (…) Un signo es algo mediante cuyo conocimiento conocemos algo más.”

Finalmente, antes de dar su división de los signos reitera que “todo signo es un objeto, que por una parte está en relación con su objeto y por otra con un interpretante, de tal modo que pone el interpretante en una relación con el objeto que corresponde a asu propia relación con dicho objeto.”


Leave a Comment so far
Leave a comment



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: